FULARE Y BUFANDA (47)

Bufandas

¿Tu look te parece un poco soso? ¿No sabes qué añadirle? No busques más, déjate seducir por nuestras bufandas : ¡del chal de invierno al pañuelo primaveral cuadrado!
Saber más

  • -60%
    17,99 € 7,19 €
    -60%
  • -55%
    19,99 € 8,99 €
    -55%
  • -65%
    14,99 € 5,00 €
    -65%
  • -70%
    7,99 € 2,00 €
    -70%
  • new co
    9,99 €
    new co
  • new co
    7,99 €
    new co
  • -55%
    15,99 € 7,19 €
    -55%
  • -65%
    12,99 € 4,00 €
    -65%
  • new co
    9,99 €
    new co
  • new co
    12,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • new co
    7,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • new co
    14,99 €
    new co
  • -65%
    14,99 € 5,00 €
    -65%
  • new co
    12,99 €
    new co
  • new co
    12,99 €
    new co
  • -65%
    12,99 € 4,00 €
    -65%
  • -65%
    9,99 € 3,49 €
    -65%
  • -65%
    14,99 € 5,00 €
    -65%
  • new co
    7,99 €
    new co
  • new co
    12,99 €
    new co
  • -55%
    17,99 € 8,09 €
    -55%
  • -65%
    12,99 € 4,00 €
    -65%
  • -65%
    9,99 € 3,00 €
    -65%
  • new co
    12,99 €
    new co
  • new co
    12,99 €
    new co
  • 15,99 €

Nuestras recomendaciones

Últimos artículos consultados

¿Tu look te parece un poco soso? ¿No sabes qué añadirle? No busques más, déjate seducir por nuestras bufandas : ¡del chal de invierno al pañuelo primaveral cuadrado!
Clásica, sencilla o moderna, parece que pasan los años sin que la estola sufra las tendencias. Coqueta y práctica a la vez, es imprescindible en numerosas circunstancias y se adapta a todos los looks, sean cuales sean tus gustos y tu estilo. Para empezar, está la ventaja de que es una gran aliada contra el frío y las altas temperaturas. Discreta, siempre suave y tranquilizadora, la llevamos a todos los sitios «por si acaso». Además, su reducido precio nos tienta a coleccionarlas, sobre todo porque la variedad de colores, motivos y tamaños es impresionante. De tamaño grande y de forma rectangular, la estola se lleva con despreocupación enrollada alrededor del cuello, para devolver el equilibrio a la figura y feminizarla. Es imposible equivocarse, esta forma de llevar un chal encaja con todos los estilos. Nos atrevemos con las mezclas entre los ejemplares lisos y los motivos. No obstante, pon atención y selecciona los colores que combinan con tu armario pero también con tu tono de piel. Para un efecto más clásico, podemos optar por la posición del doble pliegue: pasamos el fular una vez alrededor del cuello y lo doblamos en forma de ocho para un efecto cascada. Para una fiesta elegante, lo llevamos simplemente con una parte echada hacia atrás, por encima del abrigo de lana. Para estos fulares grandes, preferimos el algodón o el lino, más desenfadados y voluminosos. Para los fulares cuadrados, optaremos por un aire más clásico plegándolo en triángulo y haciendo un nudo alrededor del cuello. El nudo, por lo tanto, se lleva según lo que te apetezca: a un lado, delante o en la espalda. Para las que quieren llegar más lejos, la estola actualiza sus clásicos y se lleva con cuello chalina. Aquí, a juego con un look más preppy o clásico, está el famoso cuadrado de seda donde se mezclan el algodón y la seda creando un bonito efecto, sobre todo si lo combinamos con un top de color pastel, un blazer con un buen corte, unos mocasines o unas botas. En otros contextos, el cuadrado también se lleva al estilo «western», con la punta del triángulo hacia abajo y las extremidades dobladas hacia delante para conseguir un look más roquero, por ejemplo, con una chaqueta tipo perfecto, unos jeans y unas botas. Cuando está atada alrededor del cuello, la estola se lleva como cubrecabezas a lo Erykah Badu cuando hace calor o para aportar un toque de fantasía a un look desenfadado. En este caso nos atrevemos con el color, que elegimos a juego con el pintalabios. Los jeans o el pantalón boyfriend son amigos del fular turbante. Para mantener su popularidad entre las fashionistas de todas las generaciones, a veces se ata donde no se espera y así anima, por ejemplo, un cinturón o un bolso de mano, o incluso unos slim o un pantalón simple de color liso.