Cinturón (21)

Cinturones

El cinturón original: el accesorio que aporta un toque llamativo a nuestro look dibujando tu silueta y afirmando tu estilo.
Saber más

  • NEW!
    14,99 €
    NEW!
  • NEW!
    4,99 €
    NEW!
  • NEW!
    6,99 €
    NEW!
  • -30%
    7,99 € 5,59 €
    -30%
  • -50%
    12,99 € 6,49 €
    -50%
  • NEW!
    5,99 €
    NEW!
  • NEW!
    9,99 €
    NEW!
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • Últimas uds
    3,59 €
    Últimas uds
  • -30%
    4,99 € 3,49 €
    -30%
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • NEW!
    7,99 €
    NEW!
  • NEW!
    6,99 €
    NEW!
  • NEW!
    6,99 €
    NEW!

Nuestras recomendaciones

El cinturón original: el accesorio que aporta un toque llamativo a nuestro look dibujando tu silueta y afirmando tu estilo.
Hoy en día, el cinturón ya no es un simple accesorio práctico, sino que se utiliza para realzar la figura y afirmar tu look. Por esta razón, está disponible en una infinidad de colores, materiales, formas y tamaños. Elegir el cinturón original que se adapta a nuestra morfología no siempre es fácil. A veces, nos arriesgamos a elegir un cinturón muy ancho o muy fino, o de un color que no queda bien con nuestro tono de piel. Al contrario de lo que podamos creer, la elección del cinturón es importante y precisa de una atención particular. Por ejemplo, si tus hombros son más anchos que tus caderas, opta mejor por un cinturón ancho para llevarlo bajo. Si tu cadera es más ancha que tus hombros, será mejor llevar un cinturón fino un poco por encima de la cadera. Para las que tienen la suerte de ser altas, un bonito cinturón original les ofrecerá el mejor resultado. Para los cuerpos más bien rectos, llevar el cinturón al nivel de la cintura puede acentuar la cadera. Es preferible, en este caso, llevarlo bajo y optar por un modelo fino que centrará sutilmente la figura. Ten en cuenta también tu tono de piel para elegir el cinturón. Por norma general, cuanto más voluminosa es la ropa, más nos atrevemos con el cinturón ancho, que se ha convertido en una prenda importante del look y marca la diferencia. En este caso, hay que elegirlo en función de tu estilo. Si evitamos los brillos con un look sencillo para la oficina, podemos optar por un color diferente al resto del look, ya sea un pantalón, un vestido o una falda, para dar un toque llamativo a tu ropa. Si prefieres un cinturón original más fino y elaborado, no dudes en mostrarte atrevida añadiendo un toque dorado, brillante o plateado a un look sencillo. Los cinturones destacan también por su tejido: de cuero, de tela, de ante trenzado o incluso de charol. Sin embargo, es primordial respetar esta regla de oro: no añadir nunca un cinturón a un look cargado. Esta norma de la moda es muy conocida, es mejor evitar los excesos cuando añadimos accesorios a un look para no correr el riesgo de que parezca un disfraz. Dicho esto, nada impide combinar un cinturón con un bonito par de zapatos o un pequeño bolso de mano. Es en este momento cuando el cinturón original termina de realzar realmente tu look. Y, para terminar, no olvides que con unos simples slim o unos jeans clásicos, el pequeño cinturón fino nunca pierde su efecto.